Yoga y embarazo

YOGA Y EMBARAZO: BENEFICIOS Y PRECAUCIONES

Cuando una mujer se queda embarazada, se cuestiona y le surgen dudas de cómo seguir ejercitando su cuerpo, de si puede o no hacer ejercicio y de qué manera llevarlo a cabo para el beneficio y la salud de ella y de el bebé. Por eso, en este artículo te hablamos del yoga y el embarazo y de cómo puede ayudarte en esta etapa.

El embarazo es una etapa muy especial para la mujer donde cuidarse y descansar serán el mejor aliado. Estar embarazada no significa estar enferma, sino el momento de sintonizar con los cambios que se acontecen en el cuerpo.

Sin lugar a dudas el yoga es el mejor acompañante en este camino. Se trata de un ejercicio de bajo impacto donde no sólo existen beneficios a nivel físico para la mamá antes, durante y después del parto, sino que a través del yoga está la oportunidad de aumentar la conexión y el vínculo con el bebé de una manera más consciente.

Beneficios de practicar yoga durante el embarazo

A nivel físico:

  • La espalda se ve afectada durante el embarazo produciéndose bloqueos en la zona alta y dolor lumbar a causa del peso. La mayoría de las asanas en yoga se centran en la espalda y es por ello que ayuda a prevenir dolores de espalda, mejorando de la postura corporal.
  • Tonifica y fortalece el cuerpo, preparando los músculos y las articulaciones a la subida de peso y el parto siendo este último un gran esfuerzo para el cuerpo de la mujer.
  • Ayuda a reducir las molestias típicas del embarazo como hemorroides, ciática, dolor de cabeza, calambres, cansancio y vómitos.
  • El yoga y su actividad física va acompañado por técnicas de respiración profundas que favorece la oxigenación del feto.
  • Las asanas favorecen el útero y como consecuencia el parto, trabajando para un suelo pélvico (mulabhanda) fuerte y flexible.
  • Permite mejorar la calidad de sueño que se ve afectado en el proceso del embarazo gracias a la armonía y calma que produce la práctica de yoga y meditación.

A nivel emocional:

  • El yoga no asegura un embarazo sin dificultades, pero sí la de tomar conciencia del cuerpo y de la mente haciendo que la mamá se relaje en el proceso obteniendo así con más posibilidades un parto más fácil y natural.
  • Ayuda a eliminar bloqueos, inseguridad y miedos.
  • El yoga ayuda a vivir en el momento presente, aceptando el proceso y los cambios sin juzgarse, así como el ser conscientes de la etapa tan maravillosa que acontece.
  • El yoga elimina el estrés y la ansiedad que puede afectar al bebé o trasladarle esa agitación.
  • La meditación o el yoga ayudan en ese equilibrio emocional y mental tan necesario ya que la mente juega un papel fundamental que se ve incrementado en el embarazo por todos los cambios hormonales que se presentan.
  • Se trata de un acompañamiento físico-emocional que conecta y crea un vínculo aun más poderoso y especial con el bebé.
  • Se trabaja el empoderamiento, confianza y fortaleza.

Contraindicaciones y precauciones del yoga durante el embarazo

Hacer yoga es una de las mejores opciones para hacer ejercicio durante el embarazo, pero como en todo, hay que tener en cuenta las posibles contraindicaciones y cuidados para realizarlo de manera segura. Así como consultar con tu médico para asegurarse de que no existe ningún riesgo para ti o para tu bebé.

Es muy importante destacar en este apartado que lo mejor es utilizar “el sentido común”; ¿Qué queremos decirte con esto? Que si eres una mujer acostumbrada a la práctica de yoga sea del estilo que sea, mejor que tú, nadie va a conocer tu cuerpo y lo que te sienta bien. Conocemos a muchas mujeres que no han modificado apenas su práctica habitual (incluyendo prácticas exigentes) estando embarazadas, por el gran control que tienen de su cuerpo.

Ahora bien, si nunca has practicado yoga o no controlas ciertas asanas de nivel más avanzado o nunca has practicado tipos de yoga más exigentes como el Asthanga, Hot Yoga o Rocket yoga… Estando embaraza, no es el momento de experimentar.

Por ejemplo, “Si soy una persona con la práctica de Asthanga integrada y controlada ¿Por qué no seguir practicándola embarazada?” Pero… “Si soy una persona que nunca he practicado “Sirsasana” ¿Estando embaraza es el momento de aprender? Evidentemente no. Como tampoco lo sería practicar estilos de yoga exigentes si nunca lo has practicado o experimentado ese esfuerzo. Y con esto nos referíamos a ese “sentido en común”.

  • Si nunca has practicado yoga, lo ideal serían estilos como el Hatha Yoga o yoga prenatal con posturas seguras y adaptadas.
  • Evitar hacer ciertas posturas que compriman el vientre o se necesite un estiramiento profundo abdominal, posturas en las que se necesite estar acostada en la espalda y las posturas invertidas tampoco están aconsejadas.
  • Buscar siempre la comodidad y no el esfuerzo. Debes sentirte cómoda y respirando sin dificultad en cada asana.
  • Importante: estar supervisado por una persona certificada, tengas o no experiencia en yoga, ya que te facilitarán posturas adaptadas a cada etapa del embarazo y seguras; así como el respirar de manera correcta permitiéndote relajarte y concentrarte mejor y que te vendrán muy bien para el futuro parto. Aprovéchate de la ayuda de bloques y zafús para lograr el máximo confort y estabilidad en cada asana.
  • Escúchate más que nunca, y si presentas alguno de estos síntomas, entre otros, es de vital importancia que interrumpas el ejercicio: mareo, debilidad muscular, hemorragia, dificultad para respirar, dolor de cabeza, dolor abdominal, contracciones, molestias en el pecho, debilidad muscular, perdida de líquido por la vagina o visión borrosa.

Ahora ya sabes todo lo necesario sobre el yoga y el embarazo, ya estás segura de que incluir el yoga es una buena decisión para esta etapa tan mágica ya que te ayudará mental, espiritual y corporalmente a convivir con los cambios experimentados en el camino.

Cada trimestre requiere de unos cuidados específicos, y si tu práctica no es muy avanzada, puedes guiarte por algunas posturas o asanas de yoga recomendadas para cada momento. Te animamos a leer nuestro blog sobre "Yoga y embarazo: 5 posturas para el primer trimestre""Yoga y embarazo: 6 posturas para el segundo trimestre" y "Yoga y embarazo: 5 posturas para el tercer trimestre".

¡DISFRUTA DEL MILAGRO DE CREAR UNA VIDA DENTRO DE TI!

Namasté.

Si estás interesad@ en saber más sobre yoga para la mujer, te recomendamos esta publicación sobre Energía femenina en yoga”.

Comentar

Tenga en cuenta, los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Te enviaremos nuestro calendario de Yoga y Meditación para practicar totalmente gratis.