5 POSTURAS DE YOGA PARA ABRIR ANAHATA (CHAKRA CORAZÓN)

5 POSTURAS DE YOGA PARA ABRIR ANAHATA (CHAKRA CORAZÓN)

Qué importante es sentir y compartir AMOR ¿verdad? Esa sensación y sentimiento que nos abraza y nos hace vibrar alto. El amor nace desde dentro y no siempre estamos preparados para darlo o recibirlo ¿Por qué? Porque en muchas ocasiones, existen bloqueos o desequilibrios energéticos que se encuentran dentro de nosotros y que dificultan el paso y flujo del prana, esa energía vital de nuestro cuerpo.

Estos bloqueos nos hacen sentir malestar, presión en el pecho, ansiedad, angustia, tristeza, poca energía, dificultad para expresarnos…  Y pueden estar causados por varias razones como miedos, inseguridades, experiencias pasadas, emociones estancadas…etc.

Dentro de la filosofía sutil del yoga, existen unos puntos o centros energéticos llamados Chakras que se encargan del equilibrio de nuestro cuerpo y mente, uniendo de esta manera, el plano físico con el mental.  Existen 7 chakras y hoy os hablamos del cuarto: CHAKRA CORAZÓN (Anahata), situado en el plexo solar. Este chakra está vinculado a esa fuente de energía tan poderosa: EL AMOR. A nuestra capacidad de amar y ser amados, a la empatía, el perdón y la compasión.

Las asanas de yoga nos ayudan a desbloquear y facilitan que la energía vital (prana) circule por todo nuestro cuerpo. A continuación, te proponemos 5 asanas que te brindarán seguridad, confianza, equilibrio, la capacidad de gestionar tus emociones y sentirte dueño/a de tu vida. Para así sentirte preparado/a para dar y recibir amor. A nivel físico son asanas que abren el pecho, los hombros y amplían la capacidad respiratoria.

Utiliza todas las herramientas necesarias para adaptar cada postura a tus necesidades utilizando bloques y zafú.  Recuerda escoger la opción más adecuada a ti en todo momento.

 

5  ASANAS PARA ABRIR Y EQUILIBRAR CHAKRA CORAZÓN:

 

1. UTTANA SHISHOSANA (ANAHATASANA) O POSTURA DEL CACHORRO ESTIRADO

    Desde la postura de los cuatro apoyos con rodillas a lo ancho de las caderas y manos a lo ancho de los hombros, ve adelantando las manos por la esterilla en línea con los hombros. Cuando hayas estirado tus brazos todo lo posible lleva barbilla (A) o frente (B) hacia el suelo sin mover ni bajar tus caderas. Aprovecha cada exhalación para relajar y fundir tu corazón.

    * Utiliza pad para reforzar tus rodillas si lo necesitas.

    • Beneficios: Ablanda el corazón, abre los hombros, potencia la paz profunda y suaviza la espalda.
    • Contraindicaciones: evitar o practicar con cuidado para personas con lesiones de hombros y migraña.

    2. BHUJANGASANA O POSTURA DE LA COBRA

    Comienza boca abajo con los codos doblados y las manos debajo de tus hombros. Mantén las piernas juntas, abdomen activo y al inhalar eleva cabeza y pecho del suelo rotando los hombros hacia atrás. Ayúdate con los músculos de la espalda y el abdomen. Para adoptar la postura completa empuja con tus manos el suelo estirando poco a poco tus codos (A). Mantén la postura durante varias respiraciones. Para avanzados, si tu flexibilidad te lo permite, aprovecha cada respiración para profundizar en la extensión hacia atrás de la columna (B). Para principiantes, si no llegas a estirar los brazos, mantenlos doblados en Ardha Bhujangasana (Postura de la media cobra) (C).

    • Beneficios: Abre el corazón, aumenta la flexibilidad de la columna y estimula los sistemas circulatorio y linfático.
    • Contraindicaciones: evitar o practicar con cuidado en mujeres embarazadas.

    3. USTRASANA O POSTURA DEL CAMELLO

    Empieza sentado con las rodillas a lo ancho de las caderas lleva las manos a la zona baja de la espalda con los dedos mirando hacia abajo. Activa piernas y glúteo. Ancla bien tus rodillas en el suelo, lleva poco a poco las caderas hacia delante, abre el pecho, relaja el cuello y lleva la mirada hacia arriba y hacia atrás. Respira profundamente y sostén la postura aquí o lleva una mano al talón; primero prueba con una mano y luego con la otra (A). Para llegar a la postura completa lleva las dos manos a los talones (B). Puedes adaptar la postura colocando previamente bloques a cada lado de tus pies a la altura que más se adapte a ti (C). Para profundizar en la postura, apoya los empeines en el suelo y sentirás un mayor estiramiento (D).

    • Beneficios: abre corazón, hombros y pecho, reduce la ansiedad y se trata de una postura muy energética además de favorecer la flexibilidad de la columna.
    • Contraindicaciones: evitar o practicar con cuidado en el caso de problemas de espalda baja, lesiones de cuello y presión arterial baja.

    4. MATSYASANA O POSTURA DEL PEZ

    Túmbate boca arriba y coloca tus manos debajo del glúteo con las palmas de las manos hacia arriba o hacia abajo (elige lo que sea más cómodo para ti), activa las piernas y presiona los codos hacia la esterilla. Con una inhalación eleva el pecho inclinando la cabeza hacia atrás y si es posible toca la coronilla con el suelo (la coronilla no debe soportar el peso). Utiliza cada inhalación para expandir el pecho (A). Puedes ajustar la postura colocando dos bloques (B) o un zafú (C), estos ajustes te permitirán permanecer por más tiempo en la postura.

    • Beneficios: abre y suaviza el corazón, potencia una respiración más profunda y mejora la postura.
    • Contraindicaciones: evitar o practicar con cuidado en personas con lesiones de cuello, dolor de cabeza o presión arterial alta o baja.

    5. URDHVA DHANURASANA (CHAKRASANA) O POSTURA DE LA RUEDA

    Postura de nivel avanzado no apta para principiantes que requiere de un calentamiento previo de extensiones más sencillas para realizarla.

    Túmbate boca arriba con las piernas dobladas a lo ancho de las caderas y acerca los talones al glúteo todo lo que puedas. A continuación, dobla los brazos y coloca las palmas de las manos en el suelo a la altura de tus orejas. Enraíza bien pies y manos y con la inhalación ejerce presión hacia el suelo, empujando con pies y manos, a la vez que elevas tus caderas (A). Si te sientes cómodo en la postura, puedes profundizar elevando los talones del suelo (B).

    Si, por el contrario, no te sientes cómodo, puedes ajustar la postura colocando un bloque debajo de cada mano (o pies) (C). Y, si esta asana es muy exigente para ti, quédate en el paso previo antes de realizarla que es apoyando la cabeza en el suelo (D).

    • Beneficios: abre el corazón, alivia el estrés, carga de energía, aumenta la respiración y la capacidad pulmonar entre otros.
    • Contraindicaciones: Evitar o practicar con cuidado aquellas personas con lesiones de espalda, hombro o muñeca, síndrome del túnel carpían, presión arterial alta o baja, dolor de cabeza o migraña, embarazo.

    ¡AHORA SI, ESTÁS PREPARADO/A PARA DAR Y RECIBIR AMOR!

    Namasté.

    Si te apetece practicar estas asanas, a continuación te dejamos el reel con el paso a paso para ejecutarlas: 

    2 comentarios

    EQUIPO YOGIMI

    GRACIAS SILVIA! Nos alegra que te guste nuestro contenido, con todo el cariño y dedicación lo preparamos para vosotros Yogimi Lovers!

    Namasté :)

    Silvia

    Muchas gracias por estos blogs sobre los chakras, están muy claros, bien explicados y las imágenes ayudan mucho. ¡Enhorabuena!

    Deja un comentario

    Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

    Carrito de compras

    Todo el stock disponible está en el carrito

    Su carrito está vació.